Novedades

Skoda Octavia RS iV, deportividad sustentable

El sedán deportivo de la marca checa recurre a la energía eléctrica para alcanzar 245 CV de potencia.

Skoda Octavia RS iV, deportividad sustentable

Esperado por varios, el Škoda Octavia RS es un deportivo discreto pero que tiene un pequeño culto de seguidores que aman tanto su rendimiento como su look sobrio, sin contar que siempre estará el recuerdo de aquellos enormes modelos que alguna vez también participaron del WRC, sin tanto éxito, pero aun así con intervenciones espectaculares.

Sistema de propulsión

La cuarta generación es la primera que adopta un propulsor híbrido enchufable. Esto significa que cuenta con un motor 1.4 turbo de 150 CV que trabaja en conjunto con un generador de 85 kW, los que desarrollan 245 CV y 400 Nm de torque, enviado a las ruedas delanteras vía una transmisión DSG de seis cambios. Las baterías, ubicadas bajo los asientos traseros, tienen una capacidad de 13 kWh, lo que le permite al Octavia RS andar hasta 60 kilómetros solo con energía eléctrica. Pero podés usar las baterías para otra cosa, como por ejemplo alcanzar los 100 km/h en 7,3 segundos. Este motor ya cumple con la norma Euro 6d que será estándar en Europa a partir del próximo año.

A la vista

En su exterior, podemos distinguir focos LED específicos, llantas de 18" en negro (hay de 19" como opcional) y un paquete oscuro para la parrilla, difusores, spoilers y carcasas de los espejos.

El interior sigue los códigos del exterior. Hay elementos que delatan su personalidad deportiva, como las butacas, las insignias o los detalles en color rojo. Todo esto se encuentra tanto en el sedán como en la versión station wagon.

Si bien el RS es la cara visible de Skoda en materia de hibridación, la marca anunció que también utilizará motores híbridos enchufables y micro híbridos en la gama estandar del Octavia

Jorge Beher recomienda